Quien soy…

Me llamo Lucas Vieites.

Soy un entusiasta de la informática y, especialmente, del software libre. En mi trabajo diario como «Ingeniero de Tecnología» intento usar software libre siempre que cumpla su objetivo, es decir, que me facilite el trabajo.

Mi relación con la informática comenzó cuando a principios de los años noventa mis padres compraron un ordenador para que ayudara en los estudios a mi hermana mayor. Por cuestiones de espacio el ordenador se instaló en mi habitación. A mi nunca me habían llamado la atención ni las consolas de videojuegos ni los ordenadores (siempre fui más de hacer cosas con las manos; bricolaje, tallar madera con navajas, etc.) pero cuando entendí las posibilidades de jugueteo que brindaba este nuevo aparato pronto me convenció. Lo primero que «hackeé» fue la potencia explosiva de los plátanos lanzados por los gorilas del famoso GORILLAS.BAS.

Mi primer sueldo como jornalero en las vendimias de mi pueblo (unas 30.000 Ptas) me las gasté en un flamante disco duro de 30MB para reemplazar el de 10MB que tenía el ordenador. Al año siguiente invertí ese mismo importe en un lector de CD 4x (¡¡!!).

Desde entonces han pasado muchos años; me formé como programador analista de sistemas en C, hice cursos de sistemas operativos UNIX, programación en C y Java, seminarios de HTML y JavaScript (todo con la inestimable ayuda de WordPerfect 5.1 y una impresora matricial de 9 agujas). También conseguí mi primer trabajo como informático; migrando un arcaico sistema mainframe a una red de PCs con Windows 95 y LANtastic.

En esa época conocí la existencia del movimiento de software libre y, más concretamente, el sistema operativo Linux. Internet todavía no estaba al alcance del pobre usuario doméstico, por lo que la mayor fuente de información eran las revistas. Todos los meses esperaba ansioso el CD de la PC-Actual para instalar y desinstalar cientos de programitas y probar alguna nueva distribución de Linux con la esperanza de que, esta vez sí, soportara la tarjeta de sonido, o la de vídeo, o lo que fuera que no funcionara.

Llegó el momento en que conseguí un trabajo gracias a que sabía usar Linux. El trabajo consistía en «limpiar» el código HTML que producían los diseñadores web con sus herramientas gráficas (léase DreamWeaver) para facilitarle el trabajo a los programadores, que usaban una cosa rara y moderna llamada PHP. No tardé en formar parte del equipo de programadores.

También fue en esa época que empecé a colaborar con un proyecto muy joven, llamado GNOME, que necesitaba que se tradujera su software a diferentes idiomas. Durante 10 años formé parte del equipo de traductores de Gnome Hispano.

Con esa experiencia a cuestas he trabajado en varios sitios como programador, desarrollador web, gestor de proyectos. Hasta tuve mi propia empresa, en la cual ayudé a muchas PYMEs a entrar en el mundo de Internet con sus primeras páginas web y tiendas on-line. Muchas de ellas todavía funcionan hoy.

Hoy en día todavía disfruto mucho colaborando con la traducción de proyectos de software libre (Inkscape, Geany, Tutoriales de Java, …) en el poco tiempo que me deja libre mi vida familiar y mis otras pasiones más «analógicas» y del mundo real.